Bienvenidos al blog de Elisa Ramón, seño de musica del Ceip San Juan de Alhaurín de la Torre (Málaga). Aquí podéis encontrar partituras, documentos, curiosidades, ... todas ellas relacionadas con la música. Ánimo y participad.

martes, 14 de junio de 2011

Zafarrancho

Sí, y no en el rancho. En estos días de final de curso, toca hacer un zafarrancho, es decir una limpieza general, en nuestro caso de instrumentos. Vamos a dejar el instrumental en las mejores condiciones para su uso el próximo curso. Empezaremos por las flautas.




Para darle un merecido descanso, pondremos un poco de agua tibia en un recipiente con un poco de lavavajillas ( solo unas gotas). Haremos pasar varias veces el agua jabonosa por el interior de la flauta, llevándose así todo tipo de impurezas que hubieran en su interior. Las enjuagamos bien y las secamos a conciencia.
Ahora sólo queda meterla en su funda y guardarla en un lugar el cual nos acordemos a principio del año que viene, para así no tener que comprarnos una o llevarnos le consiguiente regañuza de la seño por no traerla.

Danzas populares y filatelia

Como podéis observar, el mundo de la música da mucho de sí en los sellos. Os comento otra serie: la serie titulada Bailes y danzas populares difunde el patrimonio cultural y folklórico español, con los sellos dedicados a La Isa y Las Sevillanas.


La Isa



En la música y bailes canarios se mezclan las raíces ibéricas y las aborígenes, dando lugar a ritmos alegres como la Isa, el Serinoque, el Tajaraste, las Folías, Seguidillas y Tanguillos. Si bien todos son conocidos, el más identificativo de los bailes canarios es la Isa, cuyo origen procede de las jotas peninsulares pero con un ritmo más tranquilo y cadencioso. Consta de una parte instrumental -tocada con guitarras, bandurrias, laúdes y el típico tiple canario- y otra cantada con coplas y estribillos. El baile se realiza en grupo, con las parejas cogidas de la mano y en círculo, dirigido por la voz de un capitán. Comienza con movimientos sencillos que van dando paso a figuras complejas que exigen gran destreza y ritmo. En un momento la música se para y empiezan las complicadas vueltas y revueltas seguidas de nuevo por la rueda de la danza con su ritmo inalterable. Al tratarse de un género que admite improvisaciones en los ritmos y melodías, existe una gran variedad de estilos en las distintas islas, con una coreografía propia para cada una.




La Mateixa




El baile de La Mateixa es una de las diversiones más arraigadas en las islas Baleares, suele estar presente en todos los actos públicos ó privados y guarda unas características diferentes del resto de comunidades. Así, en los pueblos y villas de Mallorca era costumbre subastar el primer baile de la fiesta, en la que pujaban los jóvenes enamorados. El ganador de la puja no suele bailar con la novia, que lo hace con un amigo o pariente del novio, mientras éste sostiene el abanico y el pañuelo y contempla la gracia y los bons aires de su amada. Típico de estas islas es el baile de la mateixa, vocablo mallorquín que significa la misma, que se aplica no solo a cada paso o variante del baile sino también al intercambio de parejas, puesto que cuando bailan varias al mismo tiempo van rotando continuamente para volver finalmente a la mateixa, o la misma. Los pasos los dirige la mujer y el bailador la sigue mirándola siempre a los ojos y ejecutando los movimientos que manda a través de la mirada. Dependiendo de las zonas se interpretan de forma diferente, pudiendo ser danzas muy modosas y de recogimiento, como tratando de guardar los secretos del baile, o de mayor viveza y soltura. Se considera un baile da galanteo. En la música intervienen la chirimía o gaita, la guitarra, el tamboril, el chasquido de los dedos y las castañuelas, siempre al son de los alegres cantos isleños. En el sello se representa una pareja de baile ataviada con los trajes típicos.

lunes, 6 de junio de 2011

El saxofón

El saxofón debe su nombre al inventor y fabricante de instrumentos musicales, el belga Antoine Joseph Sax, conocido como Adolphe Sax, quien, al notar imperfecciones en el sonido del clarinete, su obstinación por superarlas le llevó a inventar hacia 1840 este instrumento encuadrado en la familia de los de viento-madera. Sax, al construir el saxofón, se propuso lograr que tuviera la fuerza de uno de metal y las cualidades de uno de madera. Está el saxofón o saxófono, también conocido como saxo, construido en latón. Consta este instrumento musical cónico de una boquilla con una caña simple equivalente a la del clarinete. Debido al sonido que emite fue clasificado como instrumento de viento-madera más que como viento-metal, ya que las ondas sonoras son producidas por una caña oscilante y porque se producen notas diferentes abriendo y cerrando llaves. Fue introducido este instrumento en la música orquestal por el compositor francés Jules Massenet en algunas de sus óperas. También el saxo, como otros instrumentos musicales, ha ido evolucionando a través del tiempo y ha llegado a alcanzar una notable popularidad a partir de los años 20 y 30 del pasado siglo XX, de manera particular con el jazz y la música clásica.


El saxofón debe su nombre al inventor y fabricante de instrumentos musicales, el belga Antoine Joseph Sax, conocido como Adolphe Sax, quien, al notar imperfecciones en el sonido del clarinete, su obstinación por superarlas le llevó a inventar hacia 1840 este instrumento encuadrado en la familia de los de viento-madera. Sax, al construir el saxofón, se propuso lograr que tuviera la fuerza de uno de metal y las cualidades de uno de madera. Está el saxofón o saxófono, también conocido como saxo, construido en latón. Consta este instrumento musical cónico de una boquilla con una caña simple equivalente a la del clarinete. Debido al sonido que emite fue clasificado como instrumento de viento-madera más que como viento-metal, ya que las ondas sonoras son producidas por una caña oscilante y porque se producen notas diferentes abriendo y cerrando llaves. Fue introducido este instrumento en la música orquestal por el compositor francés Jules Massenet en algunas de sus óperas. También el saxo, como otros instrumentos musicales, ha ido evolucionando a través del tiempo y ha llegado a alcanzar una notable popularidad a partir de los años 20 y 30 del pasado siglo XX, de manera particular con el jazz y la música clásica.





Entre los instrumentos de lengüeta simple figuran el clarinete, clarín, la gaita de caña y los bordones, además del saxofón y éste último, dependiendo del sonido, puede ser: soprano, alto, barítono y tenor. Es precisamente el saxófono tenor el que se reproduce en este sello. Pieza del siglo XX que pertenece a la colección de instrumentos musicales del Museo Interactivo de la Música de Málaga (MIMMA).


Aquí tenéis un divertido vídeo en el que aparecen todos los saxofones, desde el soprano (el más pequeño) al desconocido bajo ( el super grande)



La música en los sellos

Hoy tuve que enviar una carta (sí, eso tan antiguo como es el ir a Correos y enviar algo sobre papel a alguien), y al ver los sellos que teníamos en secretaría, me ha recordado algo que hace tiempo quería comentaros: los sellos y la música, o la música en los sellos. La serie en cuestión está dedicada a Instrumentos musicales y  se ocupa de cuatro instrumentos, tres de cuerda pulsada como son la guitarra, el laúd y la mandolina,y uno de cuerda frotada como el violín. Os propongo que investiguéis sobre ellos y colguéis en Sigala un archivo con al menos cinco líneas sobre cada uno de ellos. Tambien yo os colgaré las imágenes por separado para ayudaros a una buena presentación del trabajo